25 de noviembre de 2014

CARSON CITY (RESEÑA)

Comenzamos el blog con un juego al que tengo un especial cariño, Carson City.
Tengo que reconocer que Xavier Georges es un diseñador al que admiro, se nota que mima y desarrolla plenamente cada diseño. Tanto Troyes como este Carson city lo demuestran, y aunque utilice mecánicas ya asentadas lo hace de tal forma que dejan un regustillo bastante fresco. Además son juegos con una gran profundidad.


¡Desenfunda vaquero!
Carson city se puede resumir con una sola palabra, interacción. Dentro del nicho de colocación de trabajadores quizás sea el juego con más interacción al que he jugado. En cada una de sus 4 rondas de juego miras de reojo al resto de rivales para intentar descubrir que forma de fastidiar al prójimo están pensando. Consigue transmitir peligro y tensión en todo momento, y cuando consigues llevar a cabo tu estrategia sientes una gran satisfacción rápidamente olvidada al entrar en una nueva ronda, ¡el viejo oeste no perdona!

Un juego solo para (algunos) hombres (y para todas las mujeres)
Como en todo eurogame que se precie el jugador con mas puntos de victoria al final de la partida gana. Hay varias formas de conseguirlos siendo el dinero el más obvio. Y si os digo que los jugadores pueden robarse entre si ese dinero ya tenéis el cocktel explosivo de puñaladas, pactos, duelos y miradas fulminantes. 
La mecánica es simple, en cada ronda se realizan 3 fases de juego:

FASE 1. En orden de turno los jugadores escogen uno de los 7 personajes que hay disponibles en forma de tarjetas de cartón, lo eligen y realizan la acción permitida por dicho personaje. Cabe destacar que cada personaje tiene acciones diferentes en cada uno de sus lados, por lo que la rejugabilidad en ese sentido aumenta. A su vez, el personaje elegido por cada jugador determinará el nuevo orden del turno.

Tarjetas de personaje. Izquierda lado A, derecha lado B.

FASE 2. En orden de turno los jugadores van colocando sus meeples vaqueros en las diferentes zonas del tablero. Y aquí es en donde entra todo el factor interactivo de este juego, ya que un jugador puede colocar un vaquero en un espacio en donde ya haya un vaquero de otro jugador ¡o incluso de varios jugadores!. Cuando esa zona sea activada habrá un duelo entre esos jugadores, el vencedor utilizará la acción de la zona activada y el perdedor se quedará sin realizarla.
Otra de las perlitas que podemos hacer es colocarnos en un edificio perteneciente a otro jugador para robarle la mitad de los ingresos que genera dicho edificio. Y es que la ciudad de Carson comienza totalmente vacía, y son los jugadores los que la expanden construyendo salones, minas, ranchos, bancos, hoteles… cuya función es generar ingresos a su propietario en cada ronda de juego. Los robos están a la orden del día.

Componentes y la parte superior del tablero con el orden del
turno y las diferentes acciones que se activan siguiendo el
recorrido en "s" invertida. 
Parte inferior del tablero. Aquí se construyen los edificios
de los jugadores comprando previamente cada parcela

FASE 3. En la última fase del juego se activan en un orden determinado todas las zonas del juego en donde haya vaqueros de los jugadores. Es en esta fase en donde se resuelven todos lo duelos, se generan los beneficios, se ganan puntos de victoria y demás acciones que no entraremos a detallar. También es ahora cuando rechinan dientes, se exclaman maldiciones, improperios y palabras malsonantes. Pero todo desde el cariño (o no).
Al final de esta fase se gatilla (nunca mejor dicho) el final de la ronda y da comienzo una nueva.

Los duelos se suceden continuamente

Así a muy grandes rasgos es una ronda de juego, y ojo, que cuando ya se sabe jugar te ventilas una partida de 4 jugadores en 1 hora escasa, por lo que no es muy difícil jugar 2 partidas seguidas, sobre todo si alguien reclama vendetta, o el ya mítico y conocido por todos "no tenéis huevos!!".

West style
Carson city tiene mucho estilo. Los meeples vaqueros son conocidos en todo el mundillo lúdico, con su sombrerico y tó.
El cartón es de un gramaje muy resistente, hasta tiene billetes de cartón (que se enteren ya, odiamos los billetes de papel guarro).
El grafismo y la iconografía esta muy bien ambientada y se entiende perfectamente. Está todo muy bien ordenado y distribuido.
El tablero (enorme) a doble cara aumenta aún más la rejugabilidad, ya que en el lado que tiene el río se aplican una serie de reglas nuevas, lo que cambia un poco el enfoque de ciertas acciones.
También incluye una serie de tokens para jugar de forma alternativa los duelos, sin los dados.
Como ya he dicho cada personaje tiene 2 variantes, es decir tenemos 7 personajes con 2 acciones diferentes cada uno, echad cuentas y calculad las combinaciones de personajes que pueden salir, ¡muchísimas!. Y si sumáis los aportados en la expansión apaga y vámonos.



Carson city es un juego redondo, todo esta bien hecho. Desde el diseño y engranaje de las mecánicas, la implementación de la temática, la rejugabilidad, la calidad y cantidad de componentes con respecto a su precio, todo está muy mimado.
Dentro de la sobreexplotada mecánica de colocación de trabajadores Carson city se hace un hueco a punta de pistola aportando una interacción brutal y en ocasiones despiadada, algo que puede NO gustar a todo el mundo. Además en ocasiones se dan partidas un tanto caóticas y se puede generar Kingmaking.
Por otro lado está el factor azar en los duelos, cosa que a muchos eurogamers echa para atrás. Pero en mi opinión le da una incertidumbre que encaja perfectamente con la temática.
A mi es un juego que me encanta, la tensión, los robos, los duelos… todo me mantienen en continua alerta, además 4 rondas se pasan volando. Salvando las distancias transmite sensaciones del mejor spaghetti western.
Le sumamos el factor rejugabilidad y una profundidad de juego en la que con cada partida vas desgranando y descubriendo nuevas formas de ganar puntos de victoria y obtenemos todo lo que pedimos a un juego completo.
Quizás una pequeña pega que le veo es que tiene una marcada estrategia ganadora, ir a "pistolas" para ganar los duelos es muy poderoso. Aunque en las ultimas partidas he ido a modo pacífico y he perdido por poquitos puntos (eso si me han zurrao de lo lindo), creo que se puede hacer, pero se necesitan partidas para ver estas estrategias.

VALORACIÓN FINAL: Un clásico de los juegos de mesa (con muy mala leche) que puede encajar en cualquier ludoteca.

"Carson es una ciudad peligrosa y hay que andarse con mucho cuidado. No importa, hay multiples formas de haceros morder el polvo"

"Odio ese maldito efecto kingmaking y nunca estoy seguro de si ganaré los duelos con esos dichosos dados, ¡maldita mi suerte!"

"¡Ja! adoro robar y saquear en la ciudad de Carson, es un negocio muy lucrativo. Mi juego favorito"

2 comentarios:

  1. Coincido plenamente en lo que dices de la interacción. A mí me encanta. Y ojo que los worker placement me tienen mu harto hace un tiempo, pero si se me pone el Carson por delante... ni me lo pienso. Juegazo! y conste que yo no soy ningún admirador de este diseñador, que leo que tú sí lo eres. A mí Troyes y Ginkgópolis me dejaron que ni fú ni fá, pero Carson menuda maravilla!
    Por cierto, 2 cosicas; la 1ª que te meto de cabeza en mi blogroll.
    Y la 2ª, que qué pena no haber podido echar unas partidas juntos allá por Mayo, que estuve un par de meses viviendo por Granada (en Santa Fé concretamente).

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Ginkgópolis no he podido catarlo aún, y no dudo de que no me dejará indiferente. Ya me pasó con Troyes, juego al que te animo a que le des otra oportunidad, ese juego es una joyita.
      En cuanto a lo del blogroll cuando termine de entender esto de los gadgets te enlazaré por aquí el Tablerone ;)
      Y si, una lastima no haber echado unas partiditas, pero bueno, ya tienes una escusa perfecta para volver a Granada :)
      Un saludo compañero!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...