16 de mayo de 2016

Dragonheart, Isle of train, Ticket to ride (10º aniversario)

Después de la "resaca" madrileña (gracias chicos!!) volvemos al ritmo habitual.
Esta semana la cosa va de dragones y trenes, desenfunda forastero!!

Rüdiger Dorn ("Goa", "Il Vecchio" etc) publica este juego de cartas para 2 jugadores en 2010.
Lo primero que entra por los ojos es el apartado artístico, bellamente ilustrado por Michael Menzel. Este hombre hace que los juegos se vendan solos, tremendo.
La mecánica del juego es muy sencilla y original.
Cada jugador tiene un mazo de cartas idéntico, lo baraja, roba 5 cartas y a jugar.
En su turno coloca sobre el tablero todas las cartas quiera del MISMO TIPO. Al final del turno repones tu mano hasta tener 5 cartas.
Al colocar cartas puedes provocar una "activación" sobre el tablero, que consiste en adquirir otras cartas que se ya se han situado (las pones en un montón para el final de la partida). ¿Para qué? para ganar puntos. Cada carta contiene un valor numérico que indica los puntos que aporta al final de la partida.
El tablero nos muestra una escena medieval-fantástica en donde se ven una serie de personajes y seres de leyenda, cada uno de ellos esta representado en nuestras cartas, si colocas el "arquero" deberás situarlo en el hueco del tablero en donde está el "arquero". Si sitúas los "arqueros" suficientes activarás su acción: coger las cartas de "dragón" que haya sobre el tablero.
De este modo el tablero es una especie de "circuito" en donde los personajes están relacionados entre sí, al activar uno te llevas las cartas que haya en el "espacio" de otro "personaje".
La partida se desarrolla mientras colocáis cartas sobre el tablero de modo que no vayas engrosando demasiado un "personaje" para que tu rival no se las lleve (las cartas) con una activación. Es un juego muy, muy sencillo pero muy adictivo. Parte de la culpa es la velocidad de las partidas, unos 25 minutos.
El factor "azar" domina el juego, y lejos de ser un defecto se convierte en el epicentro del mismo. Continuamente necesitarás cartas que no tienes en mano, generando una dinámica centrada en "buscar en mi mazo", ¿suelto estos 3 "enanos" para robar 3 cartas nuevas? le pongo a huevo una activación a mi rival, pero necesito buscar una carta determinada. Se genera tensión y emoción por ser el primero en "activar" una zona suculenta, y la toma de decisiones será clave en muchas ocasiones.
En este punto entra en juego la carta del "dragón petrificado", al ganar estas cartas consigues el "Dragón" (una mini muy chula idéntica a las del Blue Moon City). El jugador que posee esta pieza puede tener 6 cartas en mano, y amigos esto es una ventaja muy suculenta.
"Dragonheart" es una excelente opción a tener en cuenta en el "juego en pareja". Componentes preciosos, partidas rápidas, reglas sencillas, y una dinámica de juego interesante se combinan en un bonito juego en cuyas partidas encontraremos tensión y buenas dosis de "toma de decisiones".
Totalmente recomendable en el ámbito "parejil".
*En bga le podeis dar caña. Cuidado que engancha.

Publicado en 2014, este juego de cartas surge a raíz de un concurso cuya premisa era hacer juegos con una baraja de unas 56 cartas (no recuerdo el número exacto). Así surgió este curioso "Isle of trains" que esconde un "pequeño gran juego" en su interior.
La premisa es sencilla, hacer más puntos que nuestros rivales a base de construir nuestro propio tren. A medida que ampliemos el tren con vagones que permitan transportar recursos podremos cumplir uno de los 6 contratos que hay en el juego. Por supuesto nos reportarán puntos de victoria. 
Lo mejor de "Isle of trains" es lo bien aprovechada que está cada carta. Se pueden usar para 3 cosas diferentes: como vagón/locomotora, como recurso que cargar en los vagones y como moneda para pagar la construcción de vagones/locomotora.
En nuestro turno podremos hacer 2 acciones de entre construir, cargar recursos, completar contratos y robar cartas. Al finalizar el turno deberemos descartar el exceso, manteniendo una mano de 5 cartas.
Lo realmente interesante del juego es cuando hacemos una acción de "cargar recursos"… en los vagones de nuestros rivales!! si hacemos esta acción activaremos una acción extra indicada en el propio vagón del jugador rival. Esto crea una dinámica en donde construir vagones con los que llamar la atención de nuestros rivales, para que nos carguen mercancías a cambio de darles una acción extra.
"Isle of trains" es un juego de cartas muy bien parido, me sorprende lo bien medido que está y lo que consigue aportar con 56 cartas. Es un ejercicio de diseño impresionante. Mis felicitaciones a Seth Jaffe y Dan Keltner.
Por momentos recuerda claramente a "RFTG": las posibilidades que consigue con poquito, es un juego de combos con diversas opciones a plantear en nuestros turnos y tiene esa sensación de carrera multisolitaria por conseguir más puntos que los demás y reclamar los contratos.
El tema del azar está muy bien diluido gracias a la rapidez con la que puedes "ciclar" tu mano de cartas y en escalabilidad cumple estupendamente en todo su rango.
Lo decoramos con un apartado artístico totalmente acertado, lo empacamos en una cajita minúscula y ya tenemos un juego estupendo que llevarte a cualquier sitio.
Dificilmente se puede aportar más con tan poco, nuestro shérif se ha enamorado de este pequeñín. Bala de oro en 3,2,1...

La de veces que he criticado esta edición por lo cara que es, pero otras tantas veces que la he admirado por sus componentes. Al final ganó lo segundo xdxd.
"Ticket to ride" se engloba en la extraoficialmente conocida como "trilogía de iniciación", completada por Carcassonne y Catán. La inmensa mayoría de los que estamos enganchados a esto es por culpa de alguno de estos 3 títulos.
En este caso la cosa va de conectar ciudades con trenes de nuestro color, según lo larga que sea la conexión efectuada nos reportará más o menos puntos. Secundariamente tendremos unas cartas de "objetivo" que nos indicarán un ruta determinada a conectar. Sino lo conseguimos nos quitarán puntos al final de la partida.
El turno de un jugador es muy fácil, o roba cartas o conecta dos ciudades usando cartas. Quieres conectar una ruta de color verde? necesitas cartas de color verde. Se explica en 5 minutos y divierte durante una horita aproximadamente.
Esta edición décimo aniversario fué publicada en 2014 y hay que reconocer que Days of Wonder se superaron a sí mismos, vaya espectáculo de edición. Eso sí, en mi opinión se pasaron veinte pueblos con el tamaño del tablero, hay mesas en donde no coge (LOL).
Esta edición es exactamente el mismo juego que el original pero mimado al detalle en sus componentes, desde la portada con capa UVI incluida (una capa de brillo en sitios específicos), las ilustraciones de las cartas, la calidad de los componentes, el inserto y cerrando el broche de oro con los verdaderos protagonistas, los vagones de tren. Cada color tiene unos vagones diferentes y personalizados, y por si esto fuese poco vienen en unas cajitas metálicas individuales y con un grafismo chulísimo.
"Ticket to ride" es un excelente juego para el ámbito familiar. El paso de los años no le ha hecho mella y sigue siendo una de las primeras opciones a la hora de recomendar un juego desde el que comenzar a introducirse en los juegos de mesa modernos.
Sencillo, con interacción, tenso, con entreturno fluido y en esta edición con un aspecto en mesa cautivador. Sin duda un verdadero "hit" del ámbito familiar que debería estar en todas las ludotecas. La edición aniversario tiene el problema de no estar al alcance de cualquier bolsillo, y soltar unos 70 euros por un juego de corte familiar es para pensárselo seriamente. Por suerte tenéis la edición normal que también es muy bonita.

Hasta la próxima vaqueros!!

3 comentarios:

  1. Me encantaría probar el Dragonheart, no eres el 1° al que le oigo buenas palabras sobre el juego.
    El Isle of Trains tb tiene pintorra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un vicio, pruebalo en boardgamearena 😉

      Eliminar
  2. Isle of trains es un juegazo. No se puede hacer más con menos, pero tiene dos pequeños problemas desde mi punto de vista:
    1- las partidas se precipitan muy rápido.
    2-los finales son excesivamente ajustados dando la sensación de que hay pocas formas de destacar. Puedes hacer la partida de tu vida y ganar de un punto o incluso perder.
    Aun así, es el juego que ahora me estoy llevando a los viajes porque es perfecto. Cabe en una mesita de avión!!
    Buenas mini reseñas Germán

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...